La escolarización anticipada acelera en la escuela pública en Aragón

19.04.2017

El próximo curso 2017/18 serán ocho los colegios públicos que ofrecerán escolarización anticipada para alumnos de 2-3 años en Aragón.

Esta experiencia se está llevando a cabo por primera vez en Aragón, durante este curso 2016/17, en tres centros: el CEIP Pierres Vedel de Teruel, el CEIP Calixto Ariño de Zaragoza y el CEIP El Parque de Huesca. Aunque el próximo curso se sumarán 5 centros más, todos ellos en Zaragoza: CEIP Hermanos Marx, CEIP Marcos Frechín, CEIP Parque Goya, CEIP Ciudad de Zaragoza y CEIP Ramiro Solans.

La medida en vigor desde la publicación de la Orden ECD/603/2016 de 15 de junio, que supuso la escolarización gratuita de alumnos de dos a tres años en centros públicos especialmente seleccionados por el Departamento de Educación. El principal criterio para la selección de estos centros pioneros, fue la presencia de ACNEAES, alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo. Así, los centros que durante este curso han ofrecido la escolarización anticipada son colegios que atienden gran cantidad de alumnado ACNEAE.

La escolarización en estas aulas supone algunas mejoras respecto a la dotación de los otros centros públicos que tradicionalmente han atendido el primer ciclo de Educación Infantil. Por ejemplo, en cuanto a la ratio de 18 alumnos o a la dotación de personal, cuentan con un maestro/a de Educación Infantil como tutor/a más un auxiliar de Educación Infantil, además de la posibilidad de atención por parte del personal especializado del centro (la figura del maestro/a de Audición y Lenguaje o maestro/a de Pedagogía Terapéutica). Para las familias también supone una mejora, ya que se trata de un modelo de escolarización gratuita, lo cual favorece el acceso a muchas familias que en circunstancias normales no podrían permitirse la escolarización temprana de sus hijos, debido al alto coste de estos servicios.

Algo pendiente por el momento es encontrar la manera de incluir estas aulas en el Proyecto Educativo y Proyecto Curricular de los Centros, ya que a pesar de formar parte de la Educación Infantil regulada, las peculiaridades del primer ciclo son tantas, que exigen un cuidadoso análisis y planificación para que las propuestas puedan tener continuidad a lo largo de toda la etapa. La premura con la que se ha llevado a cabo la puesta en marcha del proyecto ha dejado este importantísimo punto en standby. Algo que, sin duda, es necesario corregir.

No obstante, es una buena noticia que desde los organismos públicos se reconozca la importancia del primer ciclo de Educación Infantil, no solo como forma de conciliar la vida familiar y laboral, sino como fuente de enriquecimiento, estimulación y desarrollo para los niños de una generación que en muchos casos tienen muy limitada la socialización con iguales.

La tendencia a la baja de la natalidad, el retraso de la edad de paternidad y la situación socio-económica actual hace en muchos casos que las familias tengan un solo hijo. También los entornos de crianza han cambiado y eso hace que las relaciones del día a día se hayan reducido a un pequeño número de personas, algo paradójico en la era de internet y las redes sociales. Este factor es algo muy chocante con el que nos encontramos los profesionales que atendemos el primer ciclo de Educaciín Infantil, ya que a menudo escuchamos "no tenemos más hijos ni primos con los que nuestro hijo pueda jugar", "no conocemos a nuestros vecinos", "el principal lugar en el que nuestro hijo se relaciona con otros niños es la escuela de infantil". Este hecho, para nosotros, no es una cuestión baladí, pues por más que los adultos tratemos de ofrecer estímulos y actividades, nunca lograremos imitar la interacción que se produce entre niños de la misma edad, con los mismos intereses y el mismo nivel de experiencias frente al mundo. La riqueza de estas últimas es tan necesaria como fascinante. Y, en este sentido, la escolarización tiene mucho que decir. ¡¡Digámoslo!!.